martes, 19 de febrero de 2019

Bodegas CALLIA sin etiqueta "volver a vos" Dores Lautaro


Bodegas CALLIA sin etiqueta

"volver a vos" Dores Lautaro

www.lautarodores.com
AO diseño gráfico.



sábado, 16 de febrero de 2019

Miguel Abuelo de Lautaro Dores www.lautarodores.com


Serie Rock Argentino origen del rock en español de Lautaro Dores
www.lautarodores.com

Miguel Abuelo

Miguel Ángel Peralta (Buenos Aires; 21 de marzo de 1946 - Munro; 26 de marzo de 1988), más conocido como Miguel Abuelo, fue un músico, poeta y cantante argentino. Fue líder de Los Abuelos de la Nada y autor de canciones como "Himno de mi corazón" y "Cosas mías". Formó parte de la primera camada de pioneros del rock argentino.
Biografía
1.1 Comienzos
1.2 Inicios con Los Abuelos de la Nada
1.3 Etapa europea y los nuevos Abuelos de la Nada
1.4 Retorno a la Argentina
1.5 Buen día, día
1.6 Consagración de Los Abuelos y crisis
1.7 Nueva formación del grupo
1.8 Fin de la agrupación y crisis
1.9 Fallecimiento
1.9.1 Homenajes
2 Discografía solista
2.1 Sencillos
2.2 Álbumes
3 Referencias
4 Enlaces externos.
Comienzos
Miguel Ángel Peralta nació el 21 de marzo de 1946 en la maternidad del Hospital Tornú de la ciudad de Buenos Aires, hijo de Virginia Peralta, mujer llegada a Buenos Aires del interior del país, madre soltera y pobre. Nunca conoció a su padre. Miguel pasó su primera infancia viviendo en un orfanato hasta los cinco años, cuando finalmente el director del establecimiento lo acogió en su propia casa.

En 1966 conoce al escritor y periodista Pipo Lernoud, a Mauricio Moris Birabent y a Pajarito Zaguri en la Pensión Norte, donde ensayaban Los Beatniks, una de las bandas fundacionales del rock argentino. Testimonian que Miguel vivía cantando bagualas y escribiendo poemas. Se une a la gente de La Cueva, un bar-teatro de la calle Pueyrredón de Buenos Aires, en los largos «divagues» nocturnos que dieron origen al rock argentino, con Litto Nebbia (Los Gatos), Javier Martínez (Manal), «Moris», Pajarito Zaguri, Pipo Lernoud, Tanguito y otros, intercambiando poemas e ideas musicales. Pasa un tiempo viviendo en esa pensión, compartiendo el cuarto con Lernoud, con quien luego se muda a la casa de su madre, Mabel Lernoud.

Inicios con Los Abuelos de la Nada
En 1967 Miguel formó Los Abuelos de la Nada, inspirado en una frase del libro de Leopoldo Marechal El Banquete de Severo Arcángelo que decía: "Padre de los piojos, abuelo de la nada". Junto a Lernoud reclutó músicos para la primera formación en Plaza Francia (lugar donde la juventud hippie argentina solía congregarse a fines de los años 1960).

La banda quedó conformada por Eduardo "Mayoneso" Fanacoa (teclados), Miky Lara (guitarra rítmica), Alberto "Abuelo" Lara (bajo) y Héctor "Pomo" Lorenzo (batería) y, ante la falta de una guitarra líder, Claudio Gabis, futuro guitarrista de Manal, colaboraría con la grabación del primer single de Los Abuelos de la Nada: "Diana Divaga", publicado por CBS en 1968. El papel de la guitarra en la cara B del single ("Tema en flu sobre el planeta") fue ocupado por Norberto Aníbal Napolitano, más conocido como Pappo. Esta primera generación de Los Abuelos de la Nada estaría más ligada a la psicodelia de su época.

Por otro lado, esta primera etapa de los Abuelos es corta: hacia 1969 Miguel se desentiende del grupo por diferencias con Pappo, cediéndole el liderazgo, que orienta el grupo hacia el blues. La agrupación hace un par de presentaciones y graba el blues llamado "La estación", publicado ese mismo año en el primer LP del Sello Mandioca, titulado UnderGround. Tiempo después, el grupo decide disolverse.

En 1970 Miguel forma una nueva banda llamada El Huevo, aportando en voz y guitarra junto con Pomo Lorenzo en batería y Carlos Cutaia en teclados,1​ pero dicha agrupación no dura ni trasciende. Miguel se siente frustrado y exhausto además por el tenso clima social que se vive bajo la dictadura de Juan Carlos Onganía, por lo cual decide viajar a Europa para escapar de dicho sistema político opresor. Antes dejó dos simples como solista editados para el sello Mandioca.

Etapa europea y los nuevos Abuelos de la Nada
En Europa no llega a radicarse en ningún lugar permanentemente, y conoce a Krisha Bogdan en Ibiza, quien se convierte en su esposa y en la madre de su único hijo, Gato Azul Peralta, nacido Londres el 8 de mayo de 1972.

Errante en el viejo continente, pasa largas temporadas en Francia, en Barcelona, Madrid e Ibiza, pero siempre se encuentra en movimiento, de un lugar para otro sin sentar cabeza y ganándose la vida como buscavidas. En Francia, se contacta por medio de amistades con Moshe Naïm, productor y mecenas rico de la escena pop francesa, y Daniel Sbarra, guitarrista, junto con quienes realiza un disco de rock psicodélico, folk y hard rock llamado Miguel Abuelo & Nada, grabado en 1973 y publicado en 1975 por el sello de Naïm. Esta placa recién se publica en Argentina en los años 90 por el sello Condor's Cave. Para la grabación forma una banda con la cual también gira por Francia. Durante este período Abuelo es apadrinado por Naïm, quien vio en él un talento especial; sin embargo, el proyecto no dura y Abuelo se aleja de la agrupación.

Instalado en Ibiza, se encuentra con muchos músicos argentinos de quienes se hace amigo, especialmente Miguel Cantilo, Kubero Díaz, Miguel Zavaleta y un joven Cachorro López. En el período 1979-1980 reside temporalmente entre Sitges y Barcelona donde contacta y ensaya con músicos argentinos amigos como Coqui Reca y Guillermo Carlos Cazenave.

Retorno a la Argentina.
A fines de la década de 1970 se separa de Krisha Bogdan y, tras un incidente por el cual cae preso en España momentáneamente (luego se aclaró que había sido un malentendido y Abuelo era inocente), regresa a la Argentina a principios de 1981 con la ayuda de Cachorro López, con quien además planeaban (re)formar una nueva banda que revolucionara la escena rock local: Los Abuelos de la Nada. Ven la oportunidad de resurgir de la mano de Miguel como cantante y Cachorro como bajista. Pronto reclutan a los demás integrantes y se suman Daniel Melingo en clarinete y saxo, Polo Corbella en batería, Gustavo Bazterrica en guitarra y un joven Andrés Calamaro en teclados (recomendado por Alejandro Lerner). El primer LP homónimo, editado en 1982, es producido por Charly García, quien los apoya, consiguiéndoles shows y contactándolos con la agencia del mánager Daniel Grinbank.

A fines de ese mismo año, con el álbum debut obteniendo buena acogida y difusión radial con canciones como "Sin Gamulán" y "No te enamores nunca de aquel marinero bengalí", los Abuelos se presentan en el multitudinario festival B.A. Rock '82, y para cerrar el año, son invitados a abrir el show de Charly García en el Estadio de Ferrocarril Oeste ante otra multitud, el 25 de diciembre de 1982, junto al grupo Suéter.

Buen día, día
Al mismo tiempo que continuaba con los Abuelos, Miguel se hace un hueco para grabar y editar Buen día, día, un disco solista que apareció en 1984 por Interdisc. La placa fue grabada en los Estudios Panda de Buenos Aires, y entre los agradecimientos figuran sus compañeros en los Abuelos, Fito Páez, Miguel Cantilo, Piero De Benedictis y su hijo Gato Azul, entre otros. Como particularidad, el álbum incluye una versión pop rock del tema "La balsa", como así también composiciones propias que se convirtieron en clásicos, como "Mariposas de madera" y "Buen día, día".

Consagración de Los Abuelos y crisis
Tras la edición de varios álbumes exitosos como Vasos y besos (1983) e Himno de mi corazón (1984), con canciones como "Mil horas", "Lunes por la madrugada" e "Himno de mi corazón", y habiendo alcanzado la banda gran popularidad en la escena pop rock argentina de la primera mitad de los 80, el grupo empieza a sufrir bajas, como Melingo en 1983 y Bazterrica en 1984, sumándose a la agrupación Juan del Barrio, Alfredo Desiata y el guitarrista "Gringui" Herrera (amigo de Andrés Calamaro). Los Abuelos en el Ópera, con éxitos nuevos como "Costumbres argentinas" y "Zig-zag", sería el primer y único álbum en vivo del grupo en 1985. Tras esto, la agrupación se disuelve en diciembre.

Nueva formación del grupo

Cosas mías, disco de Los Abuelos de la Nada.
Miguel forma entonces una nueva agrupación junto con su sobrino Marcelo Fogo y el guitarrista Kubero Díaz. Se integran además Juan del Barrio y Polo Corbella, y graban el disco Cosas mías (1986), aún bajo el nombre de Los Abuelos de la Nada (por pedido de la discográfica). La formación, sin embargo, no se mantiene estable en el saxo, y Polo la deja y es reemplazado por Pato Loza. Al quedar solo Abuelo, renombra el grupo como Miguel Abuelo en Banda. Para este momento la música de los Abuelos es masiva en toda América Latina.

Fin de la agrupación y crisis
Tras Cosas mías, la agrupación sufre otra baja, ahora de Desiata (quien sería reemplazado por Willy Crook y luego por Jorge Polanuer). En 1987 realizarían una gira por el Perú. Ante la pobre popularidad del grupo y el estado crítico que vivía Miguel, a causa de una enfermedad desconocida (que luego se supo eran complicaciones derivadas del SIDA), decide poner fin al grupo en el verano de 1988. Ya finalizada la etapa, la enfermedad empieza a empeorar y Miguel entra los momentos más críticos de su vida.

Fallecimiento
Solo cinco días después de cumplir sus 42 años, el 26 de marzo de 1988 a la 15:40, Miguel Abuelo muere en la clínica Independencia de la localidad de Munro, por complicaciones causadas por su infección de VIH, tras una operación de vesícula llevada a cabo unos pocos días antes, aunque no presentaba signos clínicos ni de laboratorio de SIDA. El Dr. Pérez aclaró las dudas respecto a su doloroso deceso, afirmando que dicha infección en la vesícula biliar fue la causante de una infección generalizada que lo llevaría a su muerte.2​

La desaparición de Miguel Abuelo se produjo entre las de otros referentes del rock nacional post-Malvinas de la década de 1980 como Alejandro De Michele (20 de mayo de 1983), Luca Prodan (22 de diciembre de 1987) y Federico Moura (21 de diciembre de 1988).

Según sus familiares, Abuelo fue cremado y sus cenizas tiradas al mar, en Mar del Plata (en la zona donde se encontraba la playa nudista de Moria Casán), por su hijo Gato Azul y su sobrino Chocolate Fogo, quienes cumplieron así con la voluntad de Miguel.

Homenajes
En la Avenida Santa Fe de Buenos Aires hay una plazoleta llamada «Plazoleta Miguel Abuelo», en honor a su vida y trabajo como artista, justo en la salida de las estaciones de tren y la Estación Carranza de la Línea D de subte.
El Paladín de la Libertad (2005), escrito por el periodista musical Juanjo Carmona, es una biografía dedicada a Miguel Abuelo.
Andrés Calamaro le dedicó el tema «Con Abuelo», de su disco Honestidad Brutal.
Guillermo Carlos Cazenave en su disco Dúplex (2002), incluyó un dueto de una canción de Miguel, con quien tenía amistad de sus años viviendo ambos en Cataluña.
Ricardo Iorio incluyó la canción «Mariposas de madera» de Miguel Abuelo en su debut solista Ayer Deseo, Hoy Realidad de 2008. También fue interpretada por Luis Alberto Spinetta en el recital de Las Bandas Eternas, que el Flaco ofreció en 2009, e incluida en el disco triple que recoge ese show, editado en 2010.
«Quiero Ser Abuelo», tributo en línea y gratuito a Miguel Abuelo y sus Abuelos de la Nada con 100 bandas haciendo sus temas.
El 7 de noviembre de 2018 la Orquesta Nacional de Música Argentina "Juan de Dios Filiberto", acompañada por las voces de Gabo Ferro, Micaela Vita y Pipo Lernoud y con arreglos de Juan "Pollo" Raffo, realiza un homenaje a Miguel Abuelo en la Sala Sinfónica (conocida como "La Ballena Azul" del Centro Cultural Kirchner.3​
Discografía solista
Sencillos
Oye niño / ¿Nunca te miró una vaca de frente? (1969)4​
Mariposas de madera / Hoy seremos campesinos (1970)
La Balsa / La mujer barbuda (1984)
Álbumes
Los Solistas de Mandioca (compilados) (1970)5​
Miguel Abuelo & Nada (1975)
Como en casa (1981)6​
Buen día, día (1984)

Federico Moura por Lautaro Dores www.lautarodores.com


Serie Rock Argentino origen del rock en español de Lautaro Dores
www.lautarodores.com 

Federico José Moura Oliva (La Plata, 23 de octubre de 1951 - Buenos Aires, 21 de diciembre de 1988) fue un músico, cantautor, compositor, productor discográfico y diseñador de ropa argentino, considerado uno de los más influyentes y reconocidos músicos del rock hispanoamericano y una leyenda del rock latinoamericano.

Líder de Virus, banda de rock fundamental dentro del estilo musical new wave de los años 1980 en Sudamérica.1​ Tuvo un rol importante dentro de la música popular, ya que su banda dio una apertura a otros estilos e incorporó la electrónica y letras camufladas en sus canciones de rock.
Biografía
Federico José Moura Oliva, el cuarto de seis hermanos, nació en La Plata, hijo de Pico Moura, un abogado que se especializaba en derecho civil, y Velia Oliva, maestra y pianista aficionada.2​ El mayor de los hermanos, Jorge, era miembro del Ejército Revolucionario del Pueblo y fue secuestrado durante la dictadura militar en 1977; desde entonces se encuentra desaparecido.3​ Desde pequeño, Federico mostró interés por la música, y a los cuatro o cinco años aprendió acordes de guitarra y piano.2​ Su primera experiencia artística transcurrió en plena adolescencia con el grupo Dulcemembriyo, con el que llegó a realizar algunas giras por América Latina, en el rol de bajista, luego formó parte de Las Violetas y finalmente Marabunta.2​

Moura estudió en escuela anexa dependiente de la Universidad Nacional de La Plata, donde cursó los estudios primarios y de joven practicó rugby en La Plata Rugby Club al igual que sus demás hermanos. Además, era aficionado al atletismo y al vóley de playa. Terminó la secundaria en el Colegio Nacional de La Plata.2​

Militó en el siloísmo, corriente político filosófica fundada por Mario Rodríguez Cobos, alias Silo, origen de lo que hoy es el Movimiento Humanista4​5​, donde militaba su hermano Jorge, quien luego se involucraría en la Juventud del PTR.6​

En busca de nuevos desafíos, incursionó por la arquitectura junto a su hermano Jorge7​ y la moda de vanguardia durante la década de 1970; a finales de esta fue convocado para ocupar la voz líder del conjunto new wave Duro, que integraban sus hermanos Julio (guitarrista) y Marcelo (tecladista), además de Enrique Muguetti (bajista) y los hermanos Ricardo (guitarrista segundo) y Mario Serra (baterista).2​ Con idéntico repertorio, pero ya con el nombre definitivo de Virus y que nace entre las fusiones de Las Violetas y Marabunta;, la banda tuvo su debut oficial el 11 de enero de 1981.
Federico lideró esa formación musical en los discos tales como Wadu Wadu (1981), Recrudece (1982), Agujero interior (1983), Relax (1984),9​ Locura (1985), Virus Vivo (1986) y Superficies de placer (1987), en una carrera ascendente, signada por el éxito en Argentina, Chile, Paraguay y Perú, alcanzando más de cuatrocientas mil copias vendidas, sin incluir posteriores reediciones digitales. También tuvo una participación decisiva en la profesionalización del grupo Soda Stereo, al cual le produjo su disco debut en 1984.10​

Hedonistas, provocadoras y ambiguas, con letras sensuales y ritmos bailables, muchas de las canciones incluidas en esos discos en estos días son consideradas verdaderas piezas clásicas del rock argentino:11​ «Pecado para dos» «Wadu Wadu», «El 146», «El probador», «Hay que salir del agujero interior», «¿Qué hago en Manila?», «Amor descartable», «Me puedo programar», «Pronta entrega», «Sin disfraz», «Una luna de miel en la mano», «Imágenes paganas», «Mirada Speed» y «Superficies de placer», entre otras, representan un notable testimonio del destape musical que llegó a Buenos Aires en los años 80, de la mano del renacer democrático.11​

A principios de 1987, en el mejor momento de su carrera musical, Moura recibió la noticia de que estaba infectado de VIH.11​ Pese a los malos presagios,3​ reunió fuerzas para lograr que Virus siguiera trabajando en una nueva producción, ahora junto a su hermano Marcelo como cantante, mientras que él decidió iniciar la grabación de un disco solista que jamás llegaría a completar y que aún hoy permanece inédito.3​ Su último registro oficial son las canciones folclóricas «A mí me dicen el tonto» y «En Atamisqui», incluidas en el compilado Grito en el cielo (1988). Este proyecto, organizado por la musicóloga tucumana Leda Valladares, logró reunir a diferentes cantantes de diferentes géneros para rescatar antiguas coplas, vidalas y bagualas del Noroeste argentino.

Tras un último concierto en el Teatro Fénix del barrio porteño de Flores, el 21 de mayo de 1988, Federico Moura optó por alejarse discretamente de los medios para transitar los tiempos más graves de su enfermedad. Murió en la madrugada del 21 de diciembre de ese año, como consecuencia de una insuficiencia cardiorrespiratoria en su departamento del barrio de San Telmo.11​ Sus restos fueron sepultados el 22 de diciembre en el Cementerio de Chacarita, pero unos años después fueron retirados y cremados.

Su fallecimiento cerró el año más fatídico para la historia del rock argentino. Vale recordar que, en el transcurso de los últimos años de la década de 1980, también fallecieron Alejandro De Michele (20 de mayo de 1983; veintiocho años), Luca Prodan (22 de diciembre de 1987; treinta y cuatro) y Miguel Abuelo (26 de marzo de 1988; cuarenta y dos), marcando de este modo el fin de la era del rock argentino «ochentoso».

Legado
Su legado sigue vigente a través de diferentes reconocimientos realizados en estos años: a la edición de tres discos tributo (Soy moderno: Bandas de los noventa cantan a Virus, 2000; Tomo lo que encuentro: 19 versiones de Virus, 2004; e Intimidó mi corazón, 2008, que recrea las canciones del disco Superficies de placer, con la particularidad de ser el primer disco gestado a través de Facebook), se sumaron la concreción de dos muestras retrospectivas (MuseoRock, 1993, y Centro Cultural San Martín, 2008), la edición de dos libros biográficos (Virus, una generación, 1994, y Virus, 2015, escrito este último por su hermano Marcelo) y el montaje de dos esculturas (Homenaje a Federico Moura, Chaco, 2006, y Federico Moura, Paseo de la Prevención, Buenos Aires, 2006). Todos estos homenajes coinciden en recordarlo como una influencia decisiva en la modernización del rock posterior a la última dictadura militar en Argentina.

Entre el hedonismo y los juegos de palabras, sus letras hablan de encuentros entre la gente, de sexo y contacto físico, siendo una de las más lúcidas respuestas contra la asfixia imperante tanto durante la dictadura como durante el regreso a la democracia en Argentina, cuando hubo «tantos odios para curar».12​

Discografía
Discografía con Virus
Artículo principal: Anexo:Discografía de Virus
1981: Wadu Wadu
1982: Recrudece
1983: Agujero interior
1984: Relax
1985: Locura
1986: Virus Vivo
1987: Superficies de placer
Discografía como solista
1988: Grito en el cielo (compilatorio)

jueves, 14 de febrero de 2019

Serie Rock Argentino origen del rock en español de Lautaro Dores www.lautarodores.com


Serie Rock Argentino origen del rock en español de Lautaro Dores
www.lautarodores.com
Federico Moura
Federico José Moura Oliva (La Plata, 23 de octubre de 1951 - Buenos Aires, 21 de diciembre de 1988) fue un músico, cantautor, compositor, productor discográfico y diseñador de ropa argentino, considerado uno de los más influyentes y reconocidos músicos del rock hispanoamericano y una leyenda del rock latinoamericano.
Líder de Virus, banda de rock fundamental dentro del estilo musical new wave de los años 1980 en Sudamérica.1​ Tuvo un rol importante dentro de la música popular, ya que su banda dio una apertura a otros estilos e incorporó la electrónica y letras camufladas en sus canciones de rock.
Biografía
Federico José Moura Oliva, el cuarto de seis hermanos, nació en La Plata, hijo de Pico Moura, un abogado que se especializaba en derecho civil, y Velia Oliva, maestra y pianista aficionada.2​ El mayor de los hermanos, Jorge, era miembro del Ejército Revolucionario del Pueblo y fue secuestrado durante la dictadura militar en 1977; desde entonces se encuentra desaparecido.3​ Desde pequeño, Federico mostró interés por la música, y a los cuatro o cinco años aprendió acordes de guitarra y piano.2​ Su primera experiencia artística transcurrió en plena adolescencia con el grupo Dulcemembriyo, con el que llegó a realizar algunas giras por América Latina, en el rol de bajista, luego formó parte de Las Violetas y finalmente Marabunta.2​
Moura estudió en escuela anexa dependiente de la Universidad Nacional de La Plata, donde cursó los estudios primarios y de joven practicó rugby en La Plata Rugby Club al igual que sus demás hermanos. Además, era aficionado al atletismo y al vóley de playa. Terminó la secundaria en el Colegio Nacional de La Plata.2​
Militó en el siloísmo, corriente político filosófica fundada por Mario Rodríguez Cobos, alias Silo, origen de lo que hoy es el Movimiento Humanista4​5​, donde militaba su hermano Jorge, quien luego se involucraría en la Juventud del PTR.6​
En busca de nuevos desafíos, incursionó por la arquitectura junto a su hermano Jorge7​ y la moda de vanguardia durante la década de 1970; a finales de esta fue convocado para ocupar la voz líder del conjunto new wave Duro, que integraban sus hermanos Julio (guitarrista) y Marcelo (tecladista), además de Enrique Muguetti (bajista) y los hermanos Ricardo (guitarrista segundo) y Mario Serra (baterista).2​ Con idéntico repertorio, pero ya con el nombre definitivo de Virus y que nace entre las fusiones de Las Violetas y Marabunta;, la banda tuvo su debut oficial el 11 de enero de 1981.
Federico lideró esa formación musical en los discos tales como Wadu Wadu (1981), Recrudece (1982), Agujero interior (1983), Relax (1984),9​ Locura (1985), Virus Vivo (1986) y Superficies de placer (1987), en una carrera ascendente, signada por el éxito en Argentina, Chile, Paraguay y Perú, alcanzando más de cuatrocientas mil copias vendidas, sin incluir posteriores reediciones digitales. También tuvo una participación decisiva en la profesionalización del grupo Soda Stereo, al cual le produjo su disco debut en 1984.10​
Hedonistas, provocadoras y ambiguas, con letras sensuales y ritmos bailables, muchas de las canciones incluidas en esos discos en estos días son consideradas verdaderas piezas clásicas del rock argentino:11​ «Pecado para dos» «Wadu Wadu», «El 146», «El probador», «Hay que salir del agujero interior», «¿Qué hago en Manila?», «Amor descartable», «Me puedo programar», «Pronta entrega», «Sin disfraz», «Una luna de miel en la mano», «Imágenes paganas», «Mirada Speed» y «Superficies de placer», entre otras, representan un notable testimonio del destape musical que llegó a Buenos Aires en los años 80, de la mano del renacer democrático.11​
A principios de 1987, en el mejor momento de su carrera musical, Moura recibió la noticia de que estaba infectado de VIH.11​ Pese a los malos presagios,3​ reunió fuerzas para lograr que Virus siguiera trabajando en una nueva producción, ahora junto a su hermano Marcelo como cantante, mientras que él decidió iniciar la grabación de un disco solista que jamás llegaría a completar y que aún hoy permanece inédito.3​ Su último registro oficial son las canciones folclóricas «A mí me dicen el tonto» y «En Atamisqui», incluidas en el compilado Grito en el cielo (1988). Este proyecto, organizado por la musicóloga tucumana Leda Valladares, logró reunir a diferentes cantantes de diferentes géneros para rescatar antiguas coplas, vidalas y bagualas del Noroeste argentino.
Tras un último concierto en el Teatro Fénix del barrio porteño de Flores, el 21 de mayo de 1988, Federico Moura optó por alejarse discretamente de los medios para transitar los tiempos más graves de su enfermedad. Murió en la madrugada del 21 de diciembre de ese año, como consecuencia de una insuficiencia cardiorrespiratoria en su departamento del barrio de San Telmo.11​ Sus restos fueron sepultados el 22 de diciembre en el Cementerio de Chacarita, pero unos años después fueron retirados y cremados.
Su fallecimiento cerró el año más fatídico para la historia del rock argentino. Vale recordar que, en el transcurso de los últimos años de la década de 1980, también fallecieron Alejandro De Michele (20 de mayo de 1983; veintiocho años), Luca Prodan (22 de diciembre de 1987; treinta y cuatro) y Miguel Abuelo (26 de marzo de 1988; cuarenta y dos), marcando de este modo el fin de la era del rock argentino «ochentoso».
Legado
Su legado sigue vigente a través de diferentes reconocimientos realizados en estos años: a la edición de tres discos tributo (Soy moderno: Bandas de los noventa cantan a Virus, 2000; Tomo lo que encuentro: 19 versiones de Virus, 2004; e Intimidó mi corazón, 2008, que recrea las canciones del disco Superficies de placer, con la particularidad de ser el primer disco gestado a través de Facebook), se sumaron la concreción de dos muestras retrospectivas (MuseoRock, 1993, y Centro Cultural San Martín, 2008), la edición de dos libros biográficos (Virus, una generación, 1994, y Virus, 2015, escrito este último por su hermano Marcelo) y el montaje de dos esculturas (Homenaje a Federico Moura, Chaco, 2006, y Federico Moura, Paseo de la Prevención, Buenos Aires, 2006). Todos estos homenajes coinciden en recordarlo como una influencia decisiva en la modernización del rock posterior a la última dictadura militar en Argentina.
Entre el hedonismo y los juegos de palabras, sus letras hablan de encuentros entre la gente, de sexo y contacto físico, siendo una de las más lúcidas respuestas contra la asfixia imperante tanto durante la dictadura como durante el regreso a la democracia en Argentina, cuando hubo «tantos odios para curar».12​
Discografía
Discografía con Virus
Artículo principal: Anexo:Discografía de Virus
1981: Wadu Wadu
1982: Recrudece
1983: Agujero interior
1984: Relax
1985: Locura
1986: Virus Vivo
1987: Superficies de placer
Discografía como solista
1988: Grito en el cielo (compilatorio)



Serie Rock Argentino origen del rock en español de Lautaro Dores
www.lautarodores.com
Miguel Abuelo
Miguel Ángel Peralta (Buenos Aires; 21 de marzo de 1946 - Munro; 26 de marzo de 1988), más conocido como Miguel Abuelo, fue un músico, poeta y cantante argentino. Fue líder de Los Abuelos de la Nada y autor de canciones como "Himno de mi corazón" y "Cosas mías". Formó parte de la primera camada de pioneros del rock argentino.
Biografía
1.1 Comienzos
1.2 Inicios con Los Abuelos de la Nada
1.3 Etapa europea y los nuevos Abuelos de la Nada
1.4 Retorno a la Argentina
1.5 Buen día, día
1.6 Consagración de Los Abuelos y crisis
1.7 Nueva formación del grupo
1.8 Fin de la agrupación y crisis
1.9 Fallecimiento
1.9.1 Homenajes
2 Discografía solista
2.1 Sencillos
2.2 Álbumes
3 Referencias
4 Enlaces externos.
Comienzos
Miguel Ángel Peralta nació el 21 de marzo de 1946 en la maternidad del Hospital Tornú de la ciudad de Buenos Aires, hijo de Virginia Peralta, mujer llegada a Buenos Aires del interior del país, madre soltera y pobre. Nunca conoció a su padre. Miguel pasó su primera infancia viviendo en un orfanato hasta los cinco años, cuando finalmente el director del establecimiento lo acogió en su propia casa.
En 1966 conoce al escritor y periodista Pipo Lernoud, a Mauricio Moris Birabent y a Pajarito Zaguri en la Pensión Norte, donde ensayaban Los Beatniks, una de las bandas fundacionales del rock argentino. Testimonian que Miguel vivía cantando bagualas y escribiendo poemas. Se une a la gente de La Cueva, un bar-teatro de la calle Pueyrredón de Buenos Aires, en los largos «divagues» nocturnos que dieron origen al rock argentino, con Litto Nebbia (Los Gatos), Javier Martínez (Manal), «Moris», Pajarito Zaguri, Pipo Lernoud, Tanguito y otros, intercambiando poemas e ideas musicales. Pasa un tiempo viviendo en esa pensión, compartiendo el cuarto con Lernoud, con quien luego se muda a la casa de su madre, Mabel Lernoud.
Inicios con Los Abuelos de la Nada
En 1967 Miguel formó Los Abuelos de la Nada, inspirado en una frase del libro de Leopoldo Marechal El Banquete de Severo Arcángelo que decía: "Padre de los piojos, abuelo de la nada". Junto a Lernoud reclutó músicos para la primera formación en Plaza Francia (lugar donde la juventud hippie argentina solía congregarse a fines de los años 1960).
La banda quedó conformada por Eduardo "Mayoneso" Fanacoa (teclados), Miky Lara (guitarra rítmica), Alberto "Abuelo" Lara (bajo) y Héctor "Pomo" Lorenzo (batería) y, ante la falta de una guitarra líder, Claudio Gabis, futuro guitarrista de Manal, colaboraría con la grabación del primer single de Los Abuelos de la Nada: "Diana Divaga", publicado por CBS en 1968. El papel de la guitarra en la cara B del single ("Tema en flu sobre el planeta") fue ocupado por Norberto Aníbal Napolitano, más conocido como Pappo. Esta primera generación de Los Abuelos de la Nada estaría más ligada a la psicodelia de su época.
Por otro lado, esta primera etapa de los Abuelos es corta: hacia 1969 Miguel se desentiende del grupo por diferencias con Pappo, cediéndole el liderazgo, que orienta el grupo hacia el blues. La agrupación hace un par de presentaciones y graba el blues llamado "La estación", publicado ese mismo año en el primer LP del Sello Mandioca, titulado UnderGround. Tiempo después, el grupo decide disolverse.
En 1970 Miguel forma una nueva banda llamada El Huevo, aportando en voz y guitarra junto con Pomo Lorenzo en batería y Carlos Cutaia en teclados,1​ pero dicha agrupación no dura ni trasciende. Miguel se siente frustrado y exhausto además por el tenso clima social que se vive bajo la dictadura de Juan Carlos Onganía, por lo cual decide viajar a Europa para escapar de dicho sistema político opresor. Antes dejó dos simples como solista editados para el sello Mandioca.
Etapa europea y los nuevos Abuelos de la Nada
En Europa no llega a radicarse en ningún lugar permanentemente, y conoce a Krisha Bogdan en Ibiza, quien se convierte en su esposa y en la madre de su único hijo, Gato Azul Peralta, nacido Londres el 8 de mayo de 1972.
Errante en el viejo continente, pasa largas temporadas en Francia, en Barcelona, Madrid e Ibiza, pero siempre se encuentra en movimiento, de un lugar para otro sin sentar cabeza y ganándose la vida como buscavidas. En Francia, se contacta por medio de amistades con Moshe Naïm, productor y mecenas rico de la escena pop francesa, y Daniel Sbarra, guitarrista, junto con quienes realiza un disco de rock psicodélico, folk y hard rock llamado Miguel Abuelo & Nada, grabado en 1973 y publicado en 1975 por el sello de Naïm. Esta placa recién se publica en Argentina en los años 90 por el sello Condor's Cave. Para la grabación forma una banda con la cual también gira por Francia. Durante este período Abuelo es apadrinado por Naïm, quien vio en él un talento especial; sin embargo, el proyecto no dura y Abuelo se aleja de la agrupación.
Instalado en Ibiza, se encuentra con muchos músicos argentinos de quienes se hace amigo, especialmente Miguel Cantilo, Kubero Díaz, Miguel Zavaleta y un joven Cachorro López. En el período 1979-1980 reside temporalmente entre Sitges y Barcelona donde contacta y ensaya con músicos argentinos amigos como Coqui Reca y Guillermo Carlos Cazenave.
Retorno a la Argentina.
A fines de la década de 1970 se separa de Krisha Bogdan y, tras un incidente por el cual cae preso en España momentáneamente (luego se aclaró que había sido un malentendido y Abuelo era inocente), regresa a la Argentina a principios de 1981 con la ayuda de Cachorro López, con quien además planeaban (re)formar una nueva banda que revolucionara la escena rock local: Los Abuelos de la Nada. Ven la oportunidad de resurgir de la mano de Miguel como cantante y Cachorro como bajista. Pronto reclutan a los demás integrantes y se suman Daniel Melingo en clarinete y saxo, Polo Corbella en batería, Gustavo Bazterrica en guitarra y un joven Andrés Calamaro en teclados (recomendado por Alejandro Lerner). El primer LP homónimo, editado en 1982, es producido por Charly García, quien los apoya, consiguiéndoles shows y contactándolos con la agencia del mánager Daniel Grinbank.
A fines de ese mismo año, con el álbum debut obteniendo buena acogida y difusión radial con canciones como "Sin Gamulán" y "No te enamores nunca de aquel marinero bengalí", los Abuelos se presentan en el multitudinario festival B.A. Rock '82, y para cerrar el año, son invitados a abrir el show de Charly García en el Estadio de Ferrocarril Oeste ante otra multitud, el 25 de diciembre de 1982, junto al grupo Suéter.
Buen día, día
Al mismo tiempo que continuaba con los Abuelos, Miguel se hace un hueco para grabar y editar Buen día, día, un disco solista que apareció en 1984 por Interdisc. La placa fue grabada en los Estudios Panda de Buenos Aires, y entre los agradecimientos figuran sus compañeros en los Abuelos, Fito Páez, Miguel Cantilo, Piero De Benedictis y su hijo Gato Azul, entre otros. Como particularidad, el álbum incluye una versión pop rock del tema "La balsa", como así también composiciones propias que se convirtieron en clásicos, como "Mariposas de madera" y "Buen día, día".
Consagración de Los Abuelos y crisis
Tras la edición de varios álbumes exitosos como Vasos y besos (1983) e Himno de mi corazón (1984), con canciones como "Mil horas", "Lunes por la madrugada" e "Himno de mi corazón", y habiendo alcanzado la banda gran popularidad en la escena pop rock argentina de la primera mitad de los 80, el grupo empieza a sufrir bajas, como Melingo en 1983 y Bazterrica en 1984, sumándose a la agrupación Juan del Barrio, Alfredo Desiata y el guitarrista "Gringui" Herrera (amigo de Andrés Calamaro). Los Abuelos en el Ópera, con éxitos nuevos como "Costumbres argentinas" y "Zig-zag", sería el primer y único álbum en vivo del grupo en 1985. Tras esto, la agrupación se disuelve en diciembre.
Nueva formación del grupo
Cosas mías, disco de Los Abuelos de la Nada.
Miguel forma entonces una nueva agrupación junto con su sobrino Marcelo Fogo y el guitarrista Kubero Díaz. Se integran además Juan del Barrio y Polo Corbella, y graban el disco Cosas mías (1986), aún bajo el nombre de Los Abuelos de la Nada (por pedido de la discográfica). La formación, sin embargo, no se mantiene estable en el saxo, y Polo la deja y es reemplazado por Pato Loza. Al quedar solo Abuelo, renombra el grupo como Miguel Abuelo en Banda. Para este momento la música de los Abuelos es masiva en toda América Latina.
Fin de la agrupación y crisis
Tras Cosas mías, la agrupación sufre otra baja, ahora de Desiata (quien sería reemplazado por Willy Crook y luego por Jorge Polanuer). En 1987 realizarían una gira por el Perú. Ante la pobre popularidad del grupo y el estado crítico que vivía Miguel, a causa de una enfermedad desconocida (que luego se supo eran complicaciones derivadas del SIDA), decide poner fin al grupo en el verano de 1988. Ya finalizada la etapa, la enfermedad empieza a empeorar y Miguel entra los momentos más críticos de su vida.
Fallecimiento
Solo cinco días después de cumplir sus 42 años, el 26 de marzo de 1988 a la 15:40, Miguel Abuelo muere en la clínica Independencia de la localidad de Munro, por complicaciones causadas por su infección de VIH, tras una operación de vesícula llevada a cabo unos pocos días antes, aunque no presentaba signos clínicos ni de laboratorio de SIDA. El Dr. Pérez aclaró las dudas respecto a su doloroso deceso, afirmando que dicha infección en la vesícula biliar fue la causante de una infección generalizada que lo llevaría a su muerte.2​
La desaparición de Miguel Abuelo se produjo entre las de otros referentes del rock nacional post-Malvinas de la década de 1980 como Alejandro De Michele (20 de mayo de 1983), Luca Prodan (22 de diciembre de 1987) y Federico Moura (21 de diciembre de 1988).
Según sus familiares, Abuelo fue cremado y sus cenizas tiradas al mar, en Mar del Plata (en la zona donde se encontraba la playa nudista de Moria Casán), por su hijo Gato Azul y su sobrino Chocolate Fogo, quienes cumplieron así con la voluntad de Miguel.
Homenajes
En la Avenida Santa Fe de Buenos Aires hay una plazoleta llamada «Plazoleta Miguel Abuelo», en honor a su vida y trabajo como artista, justo en la salida de las estaciones de tren y la Estación Carranza de la Línea D de subte.
El Paladín de la Libertad (2005), escrito por el periodista musical Juanjo Carmona, es una biografía dedicada a Miguel Abuelo.
Andrés Calamaro le dedicó el tema «Con Abuelo», de su disco Honestidad Brutal.
Guillermo Carlos Cazenave en su disco Dúplex (2002), incluyó un dueto de una canción de Miguel, con quien tenía amistad de sus años viviendo ambos en Cataluña.
Ricardo Iorio incluyó la canción «Mariposas de madera» de Miguel Abuelo en su debut solista Ayer Deseo, Hoy Realidad de 2008. También fue interpretada por Luis Alberto Spinetta en el recital de Las Bandas Eternas, que el Flaco ofreció en 2009, e incluida en el disco triple que recoge ese show, editado en 2010.
«Quiero Ser Abuelo», tributo en línea y gratuito a Miguel Abuelo y sus Abuelos de la Nada con 100 bandas haciendo sus temas.
El 7 de noviembre de 2018 la Orquesta Nacional de Música Argentina "Juan de Dios Filiberto", acompañada por las voces de Gabo Ferro, Micaela Vita y Pipo Lernoud y con arreglos de Juan "Pollo" Raffo, realiza un homenaje a Miguel Abuelo en la Sala Sinfónica (conocida como "La Ballena Azul" del Centro Cultural Kirchner.3​
Discografía solista
Sencillos
Oye niño / ¿Nunca te miró una vaca de frente? (1969)4​
Mariposas de madera / Hoy seremos campesinos (1970)
La Balsa / La mujer barbuda (1984)
Álbumes
Los Solistas de Mandioca (compilados) (1970)5​
Miguel Abuelo & Nada (1975)
Como en casa (1981)6​
Buen día, día (1984)

domingo, 10 de febrero de 2019

sábado, 9 de febrero de 2019

ANTOLOGÍA POÉTICA HOMENAJE A PABLO DE ROKHA.Editor: Eduardo Monte Jopia. Arte: Lautaro Dores.


CONCURSO DE SELECCIÓN PARA LA ANTOLOGÍA POÉTICA HOMENAJE A PABLO DE ROKHA.
El Centro Chileno Bernardo Ohiggins y La Editorial 3+1 te invitan a participar en forma gratuita y sin obligación de compra de la Antología Poética Homenaje a
Pablo de Rokha.
(Licantén, Región del Maule; 17 de octubre de 1894 Santiago, Región Metropolitana de Santiago; 10 de septiembre de 1968).



Los poetas seleccionados formaran parte con sus poemas de la Antología antes mencionada y recibirán un diploma de participación ademas de un ejemplar del libro.
Los Poemas para participar deberán ser de 25 líneas como máximo y estar dedicados a la obra, la personalidad y/o circunstancia de Pablo de Rokha, se solicita ademas una breve reseña biográfica de cada participante no mayor de 3 líneas.
Los trabajos se recepcionaràn hasta el 3 de Marzo 2019 inclusive a: centrochilenobo@yahoo.com.ar

miércoles, 30 de enero de 2019

Lautaro Dores en Arte Clásica junto a Arte del Mundo por Cultura al día.

LAUTARO DORES

Escuela Nacional de Bellas Artes “Manuel Belgrano”
“Instituto Universitario Nacional de Arte” (I.U.N.A.).
Muralismo y arte urbano junta al Maestro Marino Santa María y el grupo de discípulos del maestro Ricardo Carpani.
lautarodores.artelista.com / www.lautarodores.com